Comunión de Candela

El único deseo de Candela para la mesa dulce en el día de su Primera Comunión, era que hubiese corazones, color rosa, regalices rojos y piruletas de corazón. Con estos requisitos tan especiales daba muchísimo gusto ponerse a trabajar en un proyecto tan bonito para un evento tan especial.

La sala donde iba a realizarse el evento está situada en el maravilloso Palacio de Villabona, un edificio declarado como monumento, construido a mediados del siglo XVII. Para saber más sobre el palacio pincha este enlace.

La celebración fue íntima y familiar, con pocos invitados. La mesa dulce se situó al lado de los comensales. Una mesa redonda de grandes dimensiones, lo cual daba mucho juego, pero al mismo tiempo tenía algunos pros ya que tampoco se podía decorar y llenar a lo loco de elementos y chucherías innecesarias.

Para la decoración elegí vajilla blanca de porcelana y cristal, combinada con madera pintada, mimbre blanco y cajitas estampadas en tonos rosas. Elaboré un mantel (con ayuda de mi querida suegra :-)), en color rosa con topitos en blanco, para que la vajilla y demás elementos destacasen y hubiera un poco de contraste.

Detalles para la mesa exterior

Todas las chuches llevaban su correspondiente etiqueta personalizada.

Las letras de CANDELA tenían que ir de pie, pero la superficie de la mesa tenía zonas un poco irregulares e impedía la correcta estabilidad de las piezas. Como había espacio suficiente se tumbaron en forma de arco. A veces toca improvisar…

La decoración de este comedor es muy sobria y clásica en colores, elementos arquitectónicos e iluminación, con lo que integrar una mesa con un estilo completamente opuesto no era fácil.

Los ramilletes de flor de paniculata son de Flores Auro, Oviedo. Los jarroncitos, son botellas de vidrio de zumo de arándanos. Siempre que se pueda, es mejor utilizar elementos decorativos que sean reutilizables.

Las piñatas están realizadas por Caramelo, cambiando los lazos y las etiquetas.

Los globos son de Decor Star Gijón, aunque lo gestioné con Natalia de Petit Grinza.

La iluminación con candiles y velas aromáticas de rosas aportaron a la mesa mucha calidez.

Este bonito y sencillo centro de flores decoró la mesa exterior, donde se serviría un cocktail de bienvenida. Realizado por  Flores Auro.

Y esta nota de Candela hacia mi trabajo… lo mejor de lo mejor… 🙂 La mejor tarjeta de agradecimiento. Gracias preciosa.

Tengo que aclarar que esta ha sido mi primera mesa dulce al completo. Hasta ahora solo me encargaba de diseñar, asesorar y producir el tema de etiquetas, banderines, cubos de palomitas, etc… Y aunque tenía algunas pautas y limitaciones por la ubicación del evento, finalmente ha sido un trabajo muy gratificante. Como en todos los trabajos nuevos, siempre se aprende mucho, para tener en cuenta en próximos proyectos.

Muchísimas gracias Arancha una vez más por confiar en mi trabajo y darme libertad creativa…

También agradecer de corazón (y con esa comida pendiente…) a mi querida amiga Ana que me acompañó y ayudó a preparar está bonita y sencilla mesa dulce.

Muy agradecida a Jorge del Palacio de Villabona, por facilitar mi trabajo con su buen hacer.

Creo que mi cara lo dice todo… 🙂

Si te ha gustado esta entrada del blog, déjame porfa un comentario o comparte en tus redes sociales.

Si tienes un evento y necesitas ideas, puedes ponerte en contacto conmigo a través del correo electrónico saulamchic@gmail.com

Bautizo mallorquín de Martina

Este bonito evento se celebró en un pueblecito de Mallorca hace casi dos años. Pero por causas técnicas en las imágenes no he podido publicar esta entrada hasta el día de hoy. Pero más vale tarde que nunca 🙂

El trabajo que desarrolló Saulam Chic para el bautizo de Martina, consistió en diseñar y producir las etiquetas personalizadas, banderines, meseros, tarjetones seating invitados, cartuchos para chuches, y asesoramiento en algunos detalles para la clienta.

La lista de invitados era bastante extensa, con lo que serían en total 16 mesas de invitados, con sus respectivos tarjetones indicadores del seating, los cuales se repartieron en dos grupos sobre unas cajas de madera en tonos claros. La decoración se completó con unos bonitos ramilletes de paniculata blanca.

Para los indicadores de cada mesa utilicé unos pequeños tarros de cristal, rellenándolos de mini nubes en colores rosa y blanco (encontrarlas fuera un reto…), acorde con el resto de la decoración. Los tapones de las botellitas de cristal eran de corcho natural y no armonizaban con el interior y la etiqueta, con lo que se pintaron uno a uno en color blanco roto aportando un toque decó mediterráneo.

Algunas imágenes son de la clienta del día del evento. Yo estaba a un distancia considerable para ese fin :-). Mil gracias Marga por todo.

Si estás pensando en dejar un bonito recuerdo en tu próximo evento, no dudes en consultarme a través de mi correo cualquier idea. Y si te ha gustado esta entrada puedes dejar un comentario 😉 o compartir.

Maravillosos 50

Me falta poco para llegar a esta edad maravillosa, quizás el ecuador de la vida. Y creo que la ocasión lo merece para ir precalentando motores para lo que está por llegar…

El cumpleaños de Miguel sería una reunión íntima y familiar para celebrar los 50 años. Y aunque el anfitrión sabía lo de la comida, no sospechaba para nada la sencilla decoración sorpresa del llagar asturiano donde se celebraría el evento.

Para que también tuviese un bonito recuerdo con palabras escritas, realicé un divertido cuadernos de firmas con bocadillos y pegatinas de colores.

Y no podían faltar las etiquetas personalizadas para acompañar a los platos y entremeses que degustarían durante la celebración. Incluída la banderola para la tarta.

Muchas gracias Guadalupe, por confiar en mi trabajo para la celebración de este evento tan especial.

Si te ha gustado este post y también necesitas personalizar un evento envíame un correo sin compromiso para recibir información.