Maravillosos 50

Me falta poco para llegar a esta edad maravillosa, quizás el ecuador de la vida. Y creo que la ocasión lo merece para ir precalentando motores para lo que está por llegar…

El cumpleaños de Miguel sería una reunión íntima y familiar para celebrar los 50 años. Y aunque el anfitrión sabía lo de la comida, no sospechaba para nada la sencilla decoración sorpresa del llagar asturiano donde se celebraría el evento.

Para que también tuviese un bonito recuerdo con palabras escritas, realicé un divertido cuadernos de firmas con bocadillos y pegatinas de colores.

Y no podían faltar las etiquetas personalizadas para acompañar a los platos y entremeses que degustarían durante la celebración. Incluída la banderola para la tarta.

Muchas gracias Guadalupe, por confiar en mi trabajo para la celebración de este evento tan especial.

Si te ha gustado este post y también necesitas personalizar un evento envíame un correo sin compromiso para recibir información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *